Consejos para ser feliz después de una separación

Consejos para ser feliz después de una separación

*

Cuando un matrimonio acaba la situación para ambas partes termina resultando compleja. Podemos incluso llegar a dudar, retroceder, replantear… pero lo cierto es que cuando esto sucede, ya suele haber por medio daños irreparables y continuar lo único que nos aportará es más dolor y posible resentimiento. No es momento de buscar culpables. De hecho, es más que probable que ambas partes hayan aportado su grano de arena para que la relación terminara, pero está, ya pasó. Ahora es momento de aceptar e iniciar nuestra nueva vida.

Pero como dice el título de este artículo, hoy no venimos a hablar de lo que supone, sino a dar cinco consejos sencillos para retomar la normalidad tras la separación, para volver a ser felices. Aquí no hay soluciones mágicas pero es cierto que podemos hacer pequeñas cosas que nos ayuden a mejorar nuestro día a día.

 

Construye un nuevo camino

 

Se ha terminado tu matrimonio pero no es el fin del mundo. Como dice nuestro lema, ¡sonríe! Comienza el primer día del resto de tu vida. Y así es… aunque ahora te cueste verlo, a pesar de que no logres encontrar la luz de los días, está ahí y todo eso va a cambiar. No es fácil, de hecho es un largo y complejo proceso donde muchas veces, podemos incluso necesitar ayuda de profesionales, pero créeme, volverás a encontrarte a ti misma. Volverás a reír y a vivir la vida. La separación no es el fin de la vida, es el comienzo de una vida diferente a la que ya habíamos construido, y no por ello debe ser peor, en muchos casos nos encontraremos mejor porque, ¿quién iba a ser feliz dentro de una relación ya muerta o forzada?

 

Regálate un viaje

 

Igual tampoco es mala opción de echar mano a esos ahorros y permitirnos una desconexión, una pequeña terapia. Incluso si puedes hacerlo sola o en compañía de una amiga, un fin de semana de escapada y relexión sería genial en esos momentos de saturación mental y emocional. Viaja a una isla como Ibiza o Formentera y desconecta de todo. Puedes buscar un coche en el aeropuerto de Ibiza y recorrer ambas islas, conocer sus playas, mercadillos hippies y contemplar sus puestas de sol.

Si tu cabeza está realmente clara, más que reflexionar, que lo haremos igualmente en las largas noches que nos dan momentos así, podemos aprovechar para airearnos, salir y disfrutar de las nuevas personas que podemos conocer. Socializar es la mejor opción para despejar la cabeza y seguro que encontrarás a otras personas con ganas de tomarse esa caña.

 

Una vez despejada, es buen momento para razonar y tomar decisiones.

 

Igual con la ruptura reciente es muy probable que necesites tener un contacto mínimo. Pero obviamente cuando tenemos niños esto resulta prácticamente imposible. Si necesitas un tiempo de lejanía, no dudes en sentarte a hablarlo, es algo más que comprensible y casi que es mejor hacerlo entender primero a la otra parte para que se pueda llevar a cabo sin mayor problema. Respetar los espacios en esta etapa es un punto bastante importante, ya que toda relación rota trae algunos resentimientos y culpas que deben sanar.

No obstante, lo más adecuado con lejanía o sin ella, es mantener un trato al menos cordial en todo momento con la otra parte. No podemos olvidar que hay niños en medio, y la relación que iniciemos a partir de ahora con esa persona que formó parte de nuestra vida, marcará la tendencia a seguir en el futuro sobre posibles decisiones a tomar y acuerdos a los que se deba llegar. El díalogo y el entendimiento no debe perderse nunca por el bien de los pequeños.

*

 

3 thoughts on “Consejos para ser feliz después de una separación

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *