Cupido acertó

Cupido acertó

La gente se empeña en decir que con nosotros Cupido falló. Que lo nuestro era un fracaso anunciado, que se veía venir… ¡Menudo muerto te has quitado!

Y por más vueltas que le doy, pienso, ¡coño! ¡Cupido acertó! Sí, acertó porque así pude sentir y comprobar que efectivamente nuestros caminos no iban en la misma dirección. Acertó, cuando hace unos años, decidió con su flecha romper el corazón que un día nos unió. ¡Anda, hoy me he levantado poeta!

Y ése, justo ese día, Cupido acertó. Ahora te veo, porque la verdad, no te miro demasiado, y me resulta raro… Yo también tengo mis canillas, y mis patas de gallo, pero gracias a dios aún conservo todo el pelo y las tetas en su sitio. Bueno, puede que el sujetador ahí tenga algo que ver, pero es que lo tuyo no tiene remedio.

Cada vez que te veo es como repetir esa escena de los adolescentes que se reencuentran tras veinte años… Y oye, ¡que no son historias! ¡Que esas cosas pasan!

…Ese amor platónico que jamás pensaste volver a ver, que idealizaste en tu memoria y cosas de la vida, el destino os brinda la oportunidad de volveros a ver, en “un guateque de antiguos colegas” (¿Ahora se le llama así, verdad? Creo que debería salir más)…

Ains… ¡qué nervios, oye! Estás tan nerviosa que piensas, si el destino ha puesto un divorcio en mi camino y ha vuelto a traer a Paco, por algo será… Y te vas corriendo al Primark a comprarte unas bragas nuevas, no vaya a ser que…

Saltas a la ducha (bueno, entras con sumo cuidado, que ya no estás pa’ muchas bromas) y te pones en el casette “En tu fiesta me colé” de Mecano. Te pintas como una puerta y te embuchas como una morcilla de Burgos. Te miras al espejo, y dices ¡Seeeeeeeeee!

Y cuando le vuelves a ver dices, ¡jodo! ¡qué librada! Y oye, en ese momento, cuando ves que se te acerca, haces la cobra al tiempo que dices, ¡quita bicho! Y es que… Cupido se ve que volvió a acertar.

Ains Cupidín… Qué mala fama tienes, querido. Y así estoy, y así me veo, a mis cuarenta y tantos cual pica flor, de fallo en fallo, o acierto en acierto, según se mire, aprendiendo y almacenando flechas rotas y pensando mientras vuelvo a casa con los tacones en la mano… Menos mal que eran del Primark.

The following two tabs change content below.

Verónica Saseta

Bimadre, pero eterna primeriza, trabajadora, estudiante de educación infantil. Asesora de lactancia. Una vez fui madre separada.

Latest posts by Verónica Saseta (see all)

One thought on “Cupido acertó

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *