Soy una cornuda

Soy una cornuda

Soy una cornuda.

Pero no una cornuda normal, no.

Yo llevo mis cuernos pulidos, con un ligero toque de rojo sangre coagulada. Ya sabes, el distintivo típico de las cornudas de: son imaginaciones tuyas ;sacas las cosas de contexto; sólo somos amigos; ves cosas donde no las hay y sí, también me imagino los mensajes de amor por Waths App.

Esa soy yo, la cornuda de la imaginación ferviente e hiriente

Y es que ya se sabe…

Cuando una tiene una enfermedad crónica, con dolor máximo, entre tramadol y tramadol, gabapentina, naproxenos y … la droga que surja, se dedica hacer que su vida marital se convierta en una ida y venida de mentiras enroscadas… así… por capricho.

Cuando, como cornuda confesa, das el paso y te divorcias es un primor escuchar comentarios alabando las bondades del señor que intentó mantener relaciones amorosas con otra mujer, dentro del contrato que firmó contigo en exclusiva.

Pero claro, hay que perdonarle porque tú eres una enferma, quejica, y no tienes derecho a vivir el matrimonio fiel.

El matrimonio que carece de sinceridad, respeto, buenos tratos o cualquier ápice de amor es mejor romperlo, aun sin ser cornuda

Romper relaciones nunca es sencillo, hacerlo sin salud, ni ingresos y con un menor a tu cargo es de valientes. Y si encima, llevas bien arreglados tus cuernos, estás lista para subirte al pino más alto o hacer lo que te propongas. 

Ya no soy una niña. Los 15 los dejé hace, ni me acuerdo cuando, atrás. Y cuando pensaba que la vida no me podría volver a poner del revés, lo ha hecho. Una vez más, mi historia es la de tantas otras mujeres, mujeres valientes que pulen sus cuernos entre mentiras y promesas que nunca llegarán.

Marta Hz

Para todas esas mujeres que han pasado por una situación similar, porque seguro que se sienten identificadas en muchos de los pensamientos… 

2 thoughts on “Soy una cornuda

  1. Muy identificada…. Cuándo nació la niña empezó la cosa de ser más de dos la relación y terminó yéndose cuándo la mayor tenía cinco y el peque tres. Con mi amiga, mamá de una compañera de la peque. Ha llegado a decirme que fue culpa mía por meterla en casa…. Y poner en la demanda que la causa de la ruptura fue mi abandono personal, que estoy gorda vamos… Una joyita.

    1. Hola guapa!!!! Puff mi matrimonio era perfecto hasta que caí enferma, y estuve ingresada un montón de tiempo en el hospital todo cambió nos empezó a abandonar a mi a nuestra hija, ahora sigue en casa con nosotras pero hace su vida y sin importarle la nuestra. Otra joya más en este mundo….

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *