Tengo el uso y disfrute de la vivienda y mi ex quiere hacer una dación en Pago

Tengo el uso y disfrute de la vivienda y mi ex quiere hacer una dación en Pago

Una Dación en pago consiste en la cancelación total de un préstamo solicitado para una vivienda, entregando ésta a la entidad de crédito que se lo prestó. En algunas ocasiones, permiten que la familia que les entrega su vivienda pueda permanecer en ella con un alquiler social.

Este procedimiento, no es del todo sencillo, pues las entidades solicitan una serie de requisitos que es necesario cumplir.

  • Vivienda habitual. ( aunque algunas entidades ya lo están dando con una segunda vivienda)
  • Única vivienda.
  • No tengan ingresos los miembros de la unidad familiar o que la cuota supere el 60% de los ingresos.
  • Límite cuantitativo.

Es de evidenciar que estos son los requisitos legales, no obstante en determinados casos las entidades pueden dar una dación en pago con una segunda vivienda, aunque es difícil y lo más seguro es que quede un remanente de la deuda.

Como vemos es un procedimiento complicado, pero ¿Qué ocurre cuándo hay por medio un divorcio, en el que una parte posee el uso y disfrute de la vivienda hipotecada y no es la propietaria de la misma?

Una vez te otorgan el uso y disfrute de la vivienda familiar es importante inscribirlo en el Registro, de esta forma, nos cubrimos las espaldas ante situaciones de este tipo. Lo que conseguimos ante una situación como esta es que la vivienda lleve ese “uso y disfrute” intrínseco, por lo tanto se considere una carga y protejas tu estancia en la misma.

Si tu ex pareja trata de realizar una Dación en Pago con el domicilio familiar, deberá ser su vivienda habitual, o lo que es lo mismo que le asignen el “uso y disfrute”, pero si no fuera así al no considerarse unidad familiar no podrá realizarlo. El Código Civil define como unidad familiar: “la compuesta por deudor, su cónyuge no separado legalmente o pareja de hecho inscrita y los hijos, con independencia de su edad, que resida en la vivienda habitual…”.

Puntualizar en relación a esto, que si no conceden la dación en pago, independientemente del motivo pero se deja de pagar las cuotas lo más seguro es que la entidad ejecute. Con la inscripción en el Registro ya seréis los terceros ocupantes y con ello podríais oponeros a la ejecución puesto que se os tendrá que notificar y que por lo menos podáis mantener ese uso y disfrute al que tenéis derecho.

MARTA SUSANA LEÓN ALONSO ABOGADA. 

www.abogadosmad.es

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.