Violencia de género: doble problema social

Violencia de género: doble problema social

 

Estamos a octubre de 2016 y el número de víctimas asesinadas por Violencia de género ya es de 33, y esto sin sumar algunos casos que siguen bajo investigación por lo que podría aumentar.

Estos datos sólo indican que quizá, y más que quizá, no se está haciendo todo lo necesario para acabar con la lacra que tenemos.

A día de hoy, podemos afirmar que el problema persiste y muy probablemente siga siendo así durante mucho tiempo. ¿Falta de medios? Igual no. Medios existen, el problema está en cómo y cuándo deciden aplicarse, porque claro muchas veces una amenaza de muerte, incluso demostrada por escrito, no suele ser suficiente para aplicar los medios disponibles. Pero eso sí, en las campañas vamos todos con el “maltrato 0” “No te lo pienses y denuncia”, claro pero, ¿para qué?

Con eso no queremos decir en ningún momento que no se deba denunciar, que se debe, pero que lo cierto es que una vez lo haces, todo pasa a ser muy relativo. Muchas veces aunque un hecho sea denunciable, nos encontramos con que un juez no “le ve tanta gravedad” o no lo toma del todo en serio. En miles de ocasiones leemos en prensa el “no constan denuncias previas”, pero ¿y las que mueren habiendo puesto más de una denuncia? ¿Las que son asesinadas porque nadie supo entender la gravedad de lo que denunciaba y las dejaron sin la protección real necesaria?

 

En muchísimos casos cuando logran demostrar, obtienen a modo de protección una simple orden de alejamiento, y esto con algo de suerte. Pero hoy, tantos años después, todos (menos los responsables al parecer) vemos y sabemos que esta medida casi nunca es suficiente. Poco le ha costado a más de uno saltarse la orden de alejamiento y acabar con la vida de la otra persona. En algún que otro programa televisivo que muestra el día a día de cuerpos de seguridad, hemos podido observar cómo ante un caso de violencia de género con orden de alejamiento rápidamente aplicaban el dispositivo gps, pero claro eso es la tele y queda muy guay mostrarlo así. Sin embargo la realidad de muchas mujeres es que tras la orden de alejamiento sólo les queda cruzar los dedos para que no se la salte y suceda cualquier tipo de desgracia.

Aún obteniendo esa orden de alejamiento, la vida de muchas mujeres termina prácticamente anulada ante el miedo. Una vez demostrado que existe el maltrato, ¿no deberían existir otra serie de medidas? ¿Acaso no se podría considerar esto otro tipo de maltrato por parte de juzgados?

Mientras escribía este artículo me saltó la noticia arriba enlazada. Asesinada en Olivares, orden de alejamiento denegada porque la juez no supo entender la gravedad del asunto y lo zanjó como una “crisis de pareja”. ¿Cuántos asesinos existen en este caso?

Es muy fácil animar a la denuncia cuando se conoce un caso de violencia de género. Es muy fácil hablar y decir que hoy en día existen muchísimos medios y protección. La realidad es que en muchos casos es bastante complejo conseguir que los apliquen. Hasta que no intenten asesinar, prácticamente, hay muy poco que hacer. Qué pena que en muchas circunstancias lo consigan porque quien debe dar protección no sepa verlo. Qué pena que no existan consecuencias para casos mal juzgados que le cuesten la vida a otra persona. Después dicen que en España matar sale muy barato, lo cierto es que en más de un caso no es que salga barato, es que sale completamente gratis y encima manteniendo puestos que les permiten decidir sobre las vidas de otras personas.

Ojalá algún día España sea un país que se tome esta gran problemática en serio. Ojalá algún día sepan entender la magnitud de lo que sucede, que aprendan a escuchar, a valorar, a proteger. Entendemos perfectamente que muchos casos pueden llegar a resultar demasiado complejos, que quien juzga también es humano, pero también entendemos que una decisión mal tomada que lleve a la muerte a otra persona no puede quedar impune.

¿Aún se preguntan por qué muchas mujeres siguen sin denunciar estas situaciones?

The following two tabs change content below.

Zulema Acosta

Mamá de dos soles. Blogger, actualmente dedicada al Social Media, SEO. Madre separada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *